Ir al contenido principal

Destacados

Crema de hongos con pesto de castañas

En este tipo de cremas la cantidad puede variar dependiendo de como les guste la crema. Algunos prefieren una crema mas liquida y oros mas espesa.

Vamos a rehogar un poco de verdura en un poco de aceite y manteca: cebolla, ajo, puerro, apio y zanahoria. No hace falta cortarla en pedazos muy chicos porque después vamos a procesar todo. Agregamos sal, pimienta,

Hidratamos un poco de hongos secos y los agregamos. Agregamos también un poco de champiñones frescos cortados. Por ultimo cubrimos con agua. Cuando la verdura esta bastante tierna procesamos todo, agregamos un poco de queso rallado y crema de leche. Para lograr una textura mas fina, podemos colarla.



Para el pesto de castañas. Picamos bien las castañas, con un poco de ajo picado y cocinamos en una sartén con un poco de aceite. Fuera del fuego agregamos un poco de perejil picado.
Ideal acompañar la crema con un poco de croutons y ciboulette picada.


Unos riquísimos chipas o pancitos de queso



No sabia muy bien que usar y cada vez que buscaba una receta aparecian diferentes tipos de féculas y/o harinas. Finalmente hice la prueba con lo que encontré en suiza en un mercado chino: fecula de tapioca que es muy parecida a la harina o fecula de mandioca asique creo que con todas va  bien. Me queso bastante bien y el resultado fue un éxito porque no sobre ni uno. No se si así se haran los originales pero esta es mi versión. Espero les guste!!!


Ingredientes
400 gramos de fecula de tapioca
2 huevos grande o 3 medianos
110 gramos de manteca
100 ml de leche
1 cucharadita de polvo de hornear
1 cucharadita de sal
150 gramos de queso parmesano
200 gramos de quesos duros (emmental, gruyere, mozzarella). Yo uso los que tengo a mano y que me fueron sobrando.


Procedimiento
Mezclar en un recipiente todos los quesos rallados, agregar la fecula, el polvo de hornear, la sal, y la manteca. Mezclar la leche con los huevos y agregar a los ingredientes secos que teníamos en el bowl.
Va a quedar algo así:


Dejar descansar la masa en la heladera por lo menos 30 minutos para que sea mas fácil formar los pancitos. Formar bolitas del tamaño de una nuez. Ponerlos sobre una placa de horno con papel manteca.



Dejarlos en la heladera para que estén bien fríos al momento de hornearlos.
Horno muy caliente, de 230 grados para arriba. Hornear 12 minutos.
Se pueden congelar y tenerlos en una bolsita y hornearlos cuando los necesites. Del congelador al horno.


Comentarios

Entradas populares