Ir al contenido principal

Destacados

Pollo al Garam Masala

Este curry hindu es una de las mejores recetas que probe. Para 1/2 kilo de pollo 500 gramos de pollo cortado en cubos. Lo dejamos macerar una noche (en la heladera y tapado) con: un poco de sal, 2 dientes de ajo en laminas, un poco de jengibre fresco en laminas y 3 cucharaditas de garam masala (una mezcla de especies que yo compro ya hecha). Igualmente hay muchas recetas en internet si no lo conseguís o preferís hacerlo. Dorar el pollo en tandas con un poco de aceite. Mejor hacerlo en tandas así el pollo queda mas dorado y no queda como hervido. Lo vamos sacando y en esa misma olla ponemos a rehogar 2 cebollas y 3 ajos picados. Agregamos un a cucharada de jengibre picado, 1 lata de tomate natural y el pollo. Cocinamos un poco y agregamos 1 lata de leche de coco, 2 cucharadas de extracto de tomate y 3 cucharaditas de curry fuerte. También podemos agregar un poco de cúrcuma para darle mas color. Cocinamos 20 minutos.

Algo que me sobro


Feliz año para todos los que me siguen y perdón por haber desaparecido unas cuantas semanas.
Algunas ideas para hacer con las cosas que nos sobraron de una comida. Gracias a mi mama que me enseño que no se tira nada y gracias por estas ideas  (100% de ella).
Muchas veces nos quedan restos y para no volverlos a comerlos de la misma forma te propongo algunas ideas:
Los fideos con salsa se pueden transformar en una rica tortilla de fideos.
Cortar un poco los fideos agregarles huevo batido, un poco de queso rallado y freírla en un poco de manteca y aceite.

El risotto puede convertirse en una rica tortilla. Solo falta calentar una sartén con un poquito de manteca y agregar el risotto aplanándolo en la sartén. Cocinar unos 10 minutos de cada lado. También se pueden hacer croquetas. Armar las croquetas, pasarlas por huevo y pan rallado y freírlas en un poco de manteca y aceite.
Si sobra un poco de carne (por ejemplo de un asado)……..procesarla y agregar un poco de puré de papa, sal, pimienta y opcional un poco de salsa blanca. Tomar pequeñas porciones, aplanarlas y pasar por harina. Freír en un poco de aceite y manteca. Una receta que le encantaba a mi abuelo y a veces cocinaba la carne a propósito para hacer las croquetas. Quedan buenísimas y se pueden comer frías, caliente o tibias.
Con polenta se pueden armar unas cazuelas para llevar al horno. Se le pueden agregar hongos secos hidratados, tomates cortados en cubo, algún queso que tengamos, un poco de cebolla rehogada. Se le agregan unos pedacitos de manteca, un poco de queso rallado y se gratina unos minutos en el horno.

Comentarios

Entradas populares