Ir al contenido principal

Destacados

Torta caprese de limon y chocolate blanco

Una torta que tiene su origen en la isla de Capri. La original es de chocolate negro pero muchos fueron probando variantes y esta me encanto.

Primero hay que hacer una crema de huevo batiendo: 5 huevos con 100 gramos de azúcar. Agregar la cáscara de 3 limones. Después mezclar 200 gramos de almendras procesadas sin piel con 100 gramos de chocolate blanco triturado, 100 gramos de azúcar, 1,5 cucharadits de polvo de hornear, 50 gramos de almidon de maíz o fécula de papas. Agregar 150 gramos de manteca derretida a los huevos con el juego de un limón. Mezclar las dos preparaciones.
Usar un molde de 26 cm con papel manteca en la base y enmantecar los bordes. Agregar la preparación y llevar 25 minutos al horno 180° en la parte baja del horno. Agregar el jugo de 2 limones, tapar con papel aluminio y llevar al horno 25 minutos más. Sacar del horno, separar los borde con un cuchillo. Dejar enfriar en una rejilla. Poner en la heladera. Queda buenísima de un día para otro.

Espero que disfruten esta receta



Algo que me sobro


Feliz año para todos los que me siguen y perdón por haber desaparecido unas cuantas semanas.
Algunas ideas para hacer con las cosas que nos sobraron de una comida. Gracias a mi mama que me enseño que no se tira nada y gracias por estas ideas  (100% de ella).
Muchas veces nos quedan restos y para no volverlos a comerlos de la misma forma te propongo algunas ideas:
Los fideos con salsa se pueden transformar en una rica tortilla de fideos.
Cortar un poco los fideos agregarles huevo batido, un poco de queso rallado y freírla en un poco de manteca y aceite.

El risotto puede convertirse en una rica tortilla. Solo falta calentar una sartén con un poquito de manteca y agregar el risotto aplanándolo en la sartén. Cocinar unos 10 minutos de cada lado. También se pueden hacer croquetas. Armar las croquetas, pasarlas por huevo y pan rallado y freírlas en un poco de manteca y aceite.
Si sobra un poco de carne (por ejemplo de un asado)……..procesarla y agregar un poco de puré de papa, sal, pimienta y opcional un poco de salsa blanca. Tomar pequeñas porciones, aplanarlas y pasar por harina. Freír en un poco de aceite y manteca. Una receta que le encantaba a mi abuelo y a veces cocinaba la carne a propósito para hacer las croquetas. Quedan buenísimas y se pueden comer frías, caliente o tibias.
Con polenta se pueden armar unas cazuelas para llevar al horno. Se le pueden agregar hongos secos hidratados, tomates cortados en cubo, algún queso que tengamos, un poco de cebolla rehogada. Se le agregan unos pedacitos de manteca, un poco de queso rallado y se gratina unos minutos en el horno.

Comentarios

Entradas populares