Ir al contenido principal

Destacados

Strudel de manzana

Hace mucho que queria probar este clásico dulce de la tradición tirolesa.



Es una masa muy finita con un relleno de manzana, pasas de uva, piñones, aromatizado con canela. Muchas veces hice strudel salado pero de manzana, el mas conocido, no lo había hecho nunca.
Quedo bastante rico. Pero la próxima creo que divido la masa y hago dos mas chicos porque me quedo gigante.

Ingredientes
Masa
300 gramos de harina 120 ml de agua tibia 1 huevo a temperatura ambiente 1 cucharada de aceite neutro 1 cucharadita de aceto blanco 1 pizca de sal
Relleno
1 kilo de manzanas 50 gramos de azucar 50 gramos de pan rallado 60 gramos de pasas de uva 60 gramos de piñones
1 dl de ron 1 yema de huevo 1 limon canela en polvo 1 cucharada de leche 1 nuez de manteca

Preparación
Poner a remojo las pasas de uva con el ron. Hacer la masa mezclando todos los ingredientes,  hasta que quede una masa lisa. Taparla y dejarla descansar 30 minutos. Mientras tanto preparar el relleno.
Pelar las manzanas y cortarlas en rodajas finas. Ponerlas en un bow…

Masa hojaldrada




 
 

En mi casa nunca falta una masa hojaldrada redonda o rectangular. No solo la uso para hacer una tarta o un strudel sino también para preparar pequeñas entradas, cosas dulces que se hacen rápido, son fáciles y nos hacen quedar muy bien en una reunión.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Estos son algunos ejemplos de lo que podemos hacer con esta masa, que en mi caso por cuestiones de tiempo y comodidad prefiero comprar:
Grisines (masa rectangular)
Espolvorear la mesada con un poco de queso rallado y encima estirar con un palote la masa. Dar vuelta la masa y hacer lo mismo para que el queso quede impregnado de ambos lados. Cortar tiras de 1-2 centímetros de ancho y el largo que quieran. Retorcer en si misma cada tira, poner en una placa y llevar al horno.
Se puede pincelar con huevo batido para que le dé un poco de brillo una vez cocidos.
Hay infinidad de variantes, en lugar del queso rallado se puede usar orégano, romero, albahaca seca, ají molido o cualquiera de las especies que tengan a mano. También pueden pintarse con manteca y espolvorearos con un poco de sal gruesa.
Palmeritas (masa rectangular)
Espolvorear la mesada con un poco de azúcar y encima estirar con un palote la masa. Darla vuelta y hacer lo mismo para que se azúcar impregne de ambos lados. De este último lado, pincelar con un poco de manteca derretida.
Hay dos maneras de armarlas. La primera: de los lados más cortos del rectángulo, empezar a enrollar de ambos lados hasta llegar al medio y después cortar de  aproximadamente un centímetro las palmeritas. La segunda: doblar de los lados más cortos del rectángulo hacia el centro, formando un rectángulo más chico y repetir la operación hasta que quede un rectángulo muy finito. Cortar las palmeritas de un centímetro.
Poner en una placa y llevar al horno.
Pizzetas
Cortar redondeles para formar las pizzas del diámetro deseado. Quienes tienen la suerte de poder comprar directamente tapas de empanadas ya listas mucho mejor. Se puede condimentar con lo que más le guste a cada uno. Hay que rellenar solo en el medio para que los bordes se inflen en el horno.
En mi caso, hice las clásicas pizzetas de tomate y mozzarella. Poner en una placa y llevar al horno.
Medialunas (masa redonda)
Como se ve en la foto cortar la masa en triángulos como si fuera una pizza. Poner el relleno en la parte más ancha del triángulo y empezar a enrollar. Se puede pintar con huevo y eso va a ayudar a poder cerrar la medialuna.
Para el relleno hay infinidad de variantes. Como ya había posteado anteriormente en la entrada: “una picada diferente” se pueden rellenar con roquefort, queso crema, ricota y nueces. También con jamón y queso o con lo que más les guste.
Antes de llevar al horno se puede espolvorear con semillas de amapola o de sésamo.
Espirales (masa cuadrada)
En mi caso prepare un relleno con alcaparras, aceitunas negras, tomates secos y albahaca. Procesar todos los ingredientes hasta formar una pasta. Si le falta un poco de líquido, agregar un poco de aceite de oliva.
Esparcir la pasta en toda la superficie de la masa y comenzar a enrollar apretando un poco en cada vuelta. Cortar los espirales de 1 centímetro de ancho. Poner en una placa y llevar al horno.
Bocaditos de jamón y queso (masa cuadrada)
Cortar en dos partes iguales la masa de hojaldre a lo largo. Poner una hilera de queso y jamón en el medio de cada uno de los rectángulos. Cerrar la masa pintando con un poco de huevo batido. Cortar los bocaditos de 2 centímetros, pintar por encima con huevo batido, espolvorear con semillas de sésamo y llevar al horno.
En este caso también podemos utilizar algún otro relleno que nos guste.
Nota: Todas las preparaciones con masa hojaldrada es conveniente ponerlas en una placa con papel manteca y llevar a un horno de 200 grados precalentado hasta que la masa este dorada. Aproximadamente 15-20 minutos.

Comentarios

Entradas populares