Ir al contenido principal

Destacados

¿Que hacemos con lo que compramos?

Vamos viendo que hacemos con lo que compramos:
Congelamos




°Congelamos algunas de las frutas (cortadas en trocitos) para hacer licuados, helados o batidos: mango, frutillas, bananas y kiwis.
°Picamos apio, ajo, zanahoria y cebolla para hacer una base de guiso (lo congelamos separado en porciones). °Picamos ajo, morron y cebolla para preparar alguna salsa, cazuela (lo congelamos separado en porciones).
°Congelamos los bifes, el asado y las fetas de carne para escalopes. Para usarlas los descongelamos un día antes en la heladera. Hacemos lo mismo con los cortes de cerdo que compramos.
°Cortamos un poco de pollo en daditos (la pechuga) y lo congelamos.
°Congelamos las presas de pollo (pata y muslo, alitas).
°Congelamos los filetes de pescado, de salmón rosado.
Algunas verduras podemos lavarlas bien, darles un pequeño hervor y congelarlas: brócoli, chauchas, coliflor. (si tenemos demasiadas).

Milanesasde carne, de pollo y de pescado. Directamente del congelador al horno o a la sarten.

Con l…

Julie & Julia


Una película que me inspiró a decidirme a armar mi blog.

Película de 2009, escrita y dirigida por Norah Ephron.
Basada en dos historias reales, la última película de Nora Ephron (Sleepless in Seattle) narra la historia de Julie Powell (Amy Adams), una joven que siente que está desperdiciando su vida y que decide dedicar un año a preparar todas las recetas de “Dominando el Arte de la Cocina Francesa” (Mastering the art of french cooking), clásico libro de cocina de la célebre cocinera Julia Child (Meryl Streep). Así, Julie decide aprender a cocinar a su manera con la legendaria cocinera Julia. Durante el año que supone su experiencia como alumna de Child, escribe cada día sus experiencias en un blog que ganará múltiples adeptos.

Julia Child fue la mujer que cambió la forma de cocinar de los Estados Unidos. Sin embargo, en 1948, Julia era simplemente una norteamericana viviendo en Francia. El trabajo de su marido los llevó a París, y el infatigable espíritu de Julia anhelaba tener algo que hacer. Medio siglo más tarde, Julie Powell está atascada. Cerca de los 30, vive en Queens y trabaja en un cubículo al tiempo que sus amigas tienen un apabullante éxito; para focalizar sus energías, Julie se aferra a un plan, que a simple vista parece una locura: dedicarse un año exacto a cocinar las 524 recetas que componen el libro de Julia Child, y escribir un blog con sus experiencias.

Comentarios

Entradas populares